Los mejores meses para casarse: tenéis que empezar a considerar vuestra boda en invierno. De eso es de lo que os voy a hablar hoy en mi blog.

Tu boda a menos de 10 grados

Cada vez son más las parejas que eligen la época fría para contraer matrimonio. La idea de casarse bajo los 10 grados e incluso, con copitos de nieve como compañía, ha ido creciendo cada vez más.

¿Por qué? Por las posibilidades que ofrece una época diferente para vivir en ella tu gran día.

1. Originalidad

El mes en que celebres tu boda, influye muchísimo en el estilo que le darás. Por eso es que una boda en diciembre, llena de tonalidades frías, típicas de la época, es tan atractiva para quienes buscan algo novedoso y que las diferencie del resto.

Si no te gusta «lo típico» y quieres algo que destaque en el recuerdo de tus invitados, esta es una oportunidad que debes aprovechar.

2. Más fechas para escoger

El invierno no es temporada alta en restaurantes de bodas y eso es lo que lo convierte en una de las mejores fechas para casarse. Podrás elegir con tranquilidad el día que desees celebrar tu unión, sin tener que competir con otras parejas.

Elegir con tranquilidad tu iglesia, ayuntamiento o localización para la ceremonia, así como el restaurante que quieras, es mucho más fácil en esta sección del calendario.

3. Mejores precios

Y como la demanda es mucho menor, los precios también son mucho más cómodos en épocas invernales. Los restaurantes, las localizaciones y todos tus proveedores, suelen acomodarse a la demanda baja y por tanto, sus precios también.

Además, para viajes de novios disfrutarás de una reducción en el costo, pues la temporada baja europea es ideal para disfrutar de tus vacaciones por el Caribe a menor coste y hasta con menos lluvias por allí.

4. Tus invitados al completo

Organizar tu boda en fechas no tan tradicionales, también te asegura contar con todas tus personas queridas en el gran día. Al no interferir con las vacaciones de verano, podrás reunir a toda tu familia y pasarla genial.

Así lograrás que tu matrimonio sea el evento del año para todos tus invitados.

5. Que no te sorprenda el clima

Una de las principales ventajas de casarte en invierno, es que ya sabes que va a hacer frío. Así la única sorpresa climática con la que tendrías que lidiar, es que el sol decida ponerse de vuestra parte y os acompañe.

Además, imagina la belleza de una nevada leve inmortalizando tus fotos.

6. Temperatura

Que no te parezca extraño que la temperatura fría sea tu mejor aliada. En verano, el calor puede afectar a nuestros invitados, estropearnos el maquillaje y sudar nuestros vestidos.

En invierno eso no nos tendrá que preocupar, pues no hay nada que no se solucione con chimeneas.

Además, en la zona sur de España, a medio día no hace excesivo frío en invierno, así que podrán pasárselo bien.

7. Fotogramas y recuerdos

Tu boda en invierno tendrá los mejores y momentos, acompañados de la nieve, de abrigos hermosos para tus invitados y de un vestido único para ti.

Por eso piénsate esta opción que puede hacer de los recuerdos de tu gran día, algo mucho más que único.

¿Quieres más información? Ponte en contacto conmigo, que estoy encantado de ayudaros.