¿Siempre has soñado con que a tu gran día lo acompañen los hermosos colores del atardecer en el Mediterráneo? Pues aquí te cuento todo lo que necesitas saber para tu boda en la playa sea perfecta.

Una opción diferente

Una boda íntima, y a veces no tanto, con un toque hippie y un ambiente relajado que rompe un poco el protocolo tradicional y te da el sonido del mar y de las olas en el fondo, además de la foto perfecta en el atardecer, es parte de lo que te ofrece una boda sobre la arena.

Una imagen perfecta como pocas, pero ¿cómo hacerla realidad en tu gran día? Aquí te lo cuento.

El cómo de una boda en la playa

  • Trámites

Por supuesto que una boda en la playa tiene sus trámites y por eso, al ser un espacio público, lo primero que tienes que hacer es acercarte al ayuntamiento de la localidad al que pertenece el sitio.

Allí deberás pedir los permisos necesarios y, muy importante, tienes que tomar en cuenta que, a veces, no siempre es un proceso rápido y que no hay un plazo establecido de respuesta.

Por tanto, tómate tu tiempo para hacerlo todo y plantéate realizar la visita con prioridad para que no se presente ningún atraso.

Agendarlo con tiempo te ayudará también a tener más posibilidades de conseguir que tu evento sea privado y que no tengas como invitados, a unos guiris desconocidos que disfruten de la playa pública.

La fecha, detalles de insfraestructura, cantidad de invitados y medidas de seguridad es parte de lo que tendrás que llevar a la cita.

  • ¿Boda religiosa o civil?

La verdad es que muy pocos arzobispados permiten realizar encuentros matrimoniales fuera de la iglesia. Eso es algo que debes tener en cuenta, cuando eliges esta opción, si tu idea es formalizar la unión de manera religiosa. Además, los que sí lo permiten exigen autorizaciones y trámites especiales y eso es bueno también que lo tomes en cuenta para empezarlo cuánto antes.

  • El vestido perfecto

Blanco, corto o largo o como gustes pero ¡sin tacones! Disfruta la arena en tus pies y la comodidad de no tener que clavar los tacos por toda la playa. Zapatos bajos, unas plataformas bonitas o hasta descalza, puede ser la mejor opción para que disfrutes sin ninguna complicación de tu día.

Los expertos también recomendamos vestidos no tan pomposos para que te puedas mover con libertad por toda la playa. Pero eso va de la mano de lo que tú quieras.

  • La playa en tu boda

Permite que el ambiente playero entre en tu boda y aprovecha el sitio para complementar la decoración y el simbolismo.

La escena de los novios mezclando arenas en simbolismo a la unión de sus vidas es una tradición muy bonita que le da un toque mágico a ese gran día.

  • Disfruta tu gran día

Y como siempre, mucho más que la cena, la fiesta y el vestido, lo más importante es que disfrutes de esta opción mágica y tan chula.

Para ilusionarte con esta hermosa opción, te dejo uno de los vídeos de boda en la playa que he trabajado y que te inspires en la decisión del sitio perfecto para tu gran día.

¿Quieres más información? Ponte en contacto conmigo, que estoy encantado de ayudaros.